Locales con música y encanto

 

Café Central de Madrid, un clásico con música en directo.
(Foto, recortada: Luis F. Solance, 2010)

 

Nuestro reconocimiento a todos los locales que ofrecen o han ofrecido música en directo, entre los que se encuentran varios colegios mayores, como el San Juan Evangelista, con gran tradición musical. Por cierto, en dicho colegio tuvimos la ocasión de escuchar, hace años, un magnífico concierto de Silvio Rodríguez (ojalá* nos des más canciones* !). También algunos bares heroicos, no muchos la verdad, se han caraterizado por programar de forma regular conciertos en directo, manteniendo viva la música. Entre los ya desaparecidos me gustaría recordar Raices y el Whisky Jazz, y entre los actuales: Café Central, Clamores, Galileo Galilei, Populart, Rincón del Arte Nuevo, La Fídula y Libertad 8, todos ellos en Madrid y con bastante solera. Lamentablemente muchos de los conciertos son a horas intespectivas, sólo para noctámbulos consumados y gente de mal vivir.

 

Concierto de Aya Quintet en el Club de Música y Jazz
del Colegio Mayor San Juan Evangelista.
Madrid, 1986

 

Autorretrato de Luis en Clamores, otro de los bares clásicos de Madrid que ofrecen música en directo. 2009
(Recorte foto: JRT)

 

--------------


Los ya veteranos bares madrileños Galileo Galilei y Clamores, auténticos templos de la música en directo
(Fotos: JRT)

 

Bar Pentagrama (Malasaña, Madrid), más conocido como el "Penta".
Al menos cuando yo lo frecuentaba, se oía muy buena música. Todavía sigue en pie.

(Foto: JRT, 2010)

 

También recordar aquí que Libertad 8, cantera de muchos cantautores jóvenes, es la reencarnación del emblemático y ecléctico bar La Vaquería, por el que pasó la gente más variopinta y enrollada de Madrid, preludio o más bien inicio de la movida madrileña, y en el que ponían muy buena música de diversa índole (aunque para gustos están los colores, que también los hubo). A próposito, en ese y otros locales parecidos se podía oir música y hablar al mismo tiempo sin desgañitarse. Otros bares carismáticos en aquella época fueron La Bobia, El Avión (pipas más piano), Café de Ruiz (todavía en activo), Pentagrama y Woody (ambos con excelente música), etc. Yo no lo conocía entonces, pero uno de los artífices de la buena música de Pentagrama era Andrés, que luego fue pinchadisco de Rockola. Dicha sala, por la que pasaron numeros grupos musicales, sobre todo de punk y de pop, no fue templo de mi devoción ni "ramillete de virtudes", nombre del primer grupo que formó Sabina que, por cierto, también estuvo por allí.

 

Bar La Vaquería de la calle Libertad de Madrid, del que tengo un vago pero maravilloso recuerdo.
Apoyado en la puerta, Emilio Sola, historiador, escritor y uno de los socios del local, junto al pintor Carlos Bloch.
Según el primero, lo que pretendían con La Vaquería era montar un bar similar a los que por entonces había en Ibiza, con música, poesía, cuadros, etc. Su vida fue muy corta, apenas dos años (1975-1976).
Entre los que pulularon por allí estaba José Ribas, fundador de la emblemática revista contracultural Ajoblanco.

Foto, levemente recortada, realizada por José Mª Bloch, la cual figura, si no mal recuerdo, en la portada del libro de poesía de Sola editado por La Banda de Moebius.


Fotos del bar La Vaquería de la calle Libertad de Madrid


Portada de uno de los números de la revista Ajoblanco

 

Café Libertad 8 (Madrid)


Unos cuantos años después de La Vaquería y con una filosofía similar,
se reabrió de nuevo dicho local como café-bar, pasándose a denominar Libertad 8.
Desarrolla una importante labor cultural, pues en él tienen lugar presentaciones de libros,
lecturas de poesía y relatos cortos, exposiciones de fotografía y pintura, espectáculos teatrales
y, a partir de 1994, actuaciones de música en directo, sobre todo de cantautores.
Frente a Libertad 8 estaba y está la academia de baile de Karen Taft,
una de las clásicas, junto a la de la calle de Amor de Dios,
y donde, a primeros de los 80, iba a recoger a Rosa
a la salida de sus clases de ballet.

Tres bailarinas en clase. Degas




La Toni Martin, tienda de discos veterana y con solera de Madrid,
cuyos estantes contienen mucha y variada buena música.
(Foto: JRT, 2010)

 

Academia de música en el barrio de Malasaña de Madrid
(Foto: JRT, 2010)

 

Fachada del café-bar La Fídula, sita calle Huertas de Madrid.
En su primera época se especializó en conciertos de música clásica
(Foto: JRT, 2011)

 

 


De Vez en Cuento

d e v e z e n c u e n t o . w e b s . c o m

Queda la Música